Título de la Nacional de la NFL será una batalla con tres...

Título de la Nacional de la NFL será una batalla con tres frentes

20
0
SHARE
deportes.noticiastln.com

Notimex

Como el final de la película “El bueno, el malo y el feo”, la carrera por la final 2016 de la Conferencia Nacional (NFC) de la NFL será un duelo entre tres “pistoleros”: el actual campeón Panteras de…

Como el final de la película “El bueno, el malo y el feo”, la carrera por la final 2016 de la Conferencia Nacional (NFC) de la NFL será un duelo entre tres “pistoleros”: el actual campeón Panteras de Carolina, Cardenales de Arizona y Empacadores de Green Bay.

Todavía con toda la temporada por delante, Carolina, Arizona y Green Bay se alzan como las grandes potencias del “viejo circuito”, aunque tampoco se puede descartar al campeón del Súper Tazón XLVIII, Halcones Marinos de Seattle, que parece tener resuelto el retiro del corredor Marshawn Lynch.

Aunque en su condición de finalista del Súper Tazón 50, su calendario será más difícil esta temporada, Panteras de Carolina no debería tener complicaciones para adjudicarse la División Sur de la NFC, sector en el que no tiene rival, con Halcones de Atlanta, Bucaneros de Tampa Bay y Santos de Nueva Orleans hundidos en la mediocridad.

Con el talento joven de los receptores Kelvin Benjamin y Devin Funchess, el mariscal de campo Cam Newton podría incluso repetir como Jugador Más Valioso de la campaña y el entrenador en jefe Ron Rivera podría también volver a ser el mejor coach del año.

También su defensiva recibió una inyección de vitalidad con la selección del tackle Vernon Butler y los esquineros James Bradberry y Daryl Woodley en el Draft 2016, con lo que Panteras parece encaminado a refrendar el título del sector.

Cardenales, por su parte, lo tendrá bastante más complicado en el Oeste del “viejo circuito”, con unos Halcones Marinos de Seattle que buscan regresar al “Juego Grande” de la NFL, luego que el año pasado fueron eliminados en la ronda divisional precisamente por Panteras.

Con una ofensiva básicamente intacta desde la temporada anterior, gracias a que el pasador Carson Palmer y el receptor Larry Fitzgerald recibieron sendas extensiones de contrato, Cardenales parece tener lo suficiente para regresar al juego por el título del “viejo circuito”.

Y por si esto fuera poco, su defensiva no solo retuvo al profundo Tyrann Mathieu, sino que se aseguró los servicios de uno de los mejores alas defensivos de la Liga al contratar a Chandler Jones, que deberá darle “punch” a una línea que carecía de potencia para intimidar a los pasadores rivales.

Los de la “Ciudad Esmeralda”, por su parte, esperan que los jóvenes Christine Michael, Thomas Rawls y el novato C.J. Prosise puedan llenar los zapatos del recién retirado “Beast Mode” Lynch, en busca del desquite ante los “felinos”.

Y mientras la “Legión del Boom” seguirá siendo el puntal de la defensiva, su ataque aéreo recibió una muy necesaria renovación con la llegada de los novatos Kenny Lawler y Tanner McEvoy, para respaldar la labor de los veteranos Jermaine Kearse y Doug Baldwin como blancos del estelar pasador Russell Wilson.

En cuanto al norte de la Nacional, Empacadores sostendrá una interesante batalla con Vikingos de Minnesota, sin embargo, “The Pack” cuenta con una de las mejores ofensivas de la Liga, quizá igualada solo por la de Acereros de Pittsburgh, en la Conferencia Americana.

Con el mariscal de campo Aaron Rodgers en el pináculo de su carrera, Green Bay ya tiene de regreso a uno de sus grandes armas en la ofensiva, el receptor Jordy Nelson, quien se perdió toda la temporada 2015 por una lesión en la rodilla.

Del mismo modo, el corredor Eddie Lacy, quien fue severamente criticado por su sobrepeso, ya se encuentra en plenitud de forma, mientras la defensiva de ninguna manera desmerece y se espera que el profundo Ha Ha Clinton-Dix ya haya madurado y pueda echarse a la defensiva a los hombros cuando sea necesario.

Vikingos, campeón divisional en 2015, es la mayor amenaza para Empacadores en este sector, en especial con la llegada, hace unos días, del pasador Sam Bradford, quien debería llenar el hueco dejado por el lesionado Teddy Bridgewater, en conjunto con el corredor Adrian Peterson.

En cuanto a la División Este, es una carrera abierta, con los cuatro equipos en posibilidades de hacerse con el gallardete, aunque, al momento, ninguno de ellos parece tener lo que se necesita para competirle a los principales contendientes del circuito en la batalla por el boleto al “Juego Grande” de la NFL.

Hasta la semana pasada, Vaqueros de Dallas parecía tener las mayores posibilidades, sin embargo, la lesión de su quarterback estrella, Tony Romo, quien estará fuera entre ocho y 10 semanas, y la falta de profundidad en este departamento, perjudicaron de manera seria sus posibilidades.

Aunque dependerán fuertemente del desempeño de Eli Manning, Gigantes de Nueva York rodeó a su irregular pasador con un cuerpo de receptores de innegable talento, como Odell Beckham Jr., Sterling Shepard y Víctor Cruz, quienes dejan al equipo en buena posición en búsqueda del título.

Si el pasador Kirk Cousins mantiene el paso que tuvo la temporada anterior, Pieles Rojas de Washington será un fuerte candidato para refrendar el título del sector, en tanto la defensiva de Águilas de Filadelfia lo hará un rival de cuidado para cualquiera de los otros tres equipos.

La temporada 2016 de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) arrancará este jueves con la reedición del Súper Tazón 50, en la que Panteras de Carolina visitará a Broncos de Denver en el Sports Authority Field en la Milla Alta.

Source: 20 Minutos

Comments

comments